Ciudad de México, 10 de enero de 2024 – La inflación general anual de México cerró el 2023 en 4.66%, siendo este el mejor cierre desde 2020, a pesar de una aceleración en los precios al consumidor en diciembre. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento mensual de 0.71% en diciembre, la mayor tasa para un mes de diciembre desde 2011.

Iván Arias, director de estudios económicos de Citibanamex, resaltó que, aunque la inflación se aceleró en el último bimestre del año, superó desafíos significativos como la pandemia de COVID-19, las interrupciones en las cadenas de suministro, y factores externos como la guerra en Ucrania. La inflación anual de 2023 estuvo muy por debajo de los niveles de 7.82% y 7.36% de 2022 y 2021 respectivamente, continuando una tendencia general de desaceleración.

Sin embargo, desde marzo de 2021, la inflación en México ha estado consistentemente fuera del rango objetivo del 3-4% establecido por el Banco de México (BdeM). Los analistas económicos, basados en la última encuesta de Citibanamex, esperaban una inflación mensual de 0.56% y anual de 4.51% para 2023.

La inflación anual de servicios (5.33%) superó a la de mercancías (4.89%) por primera vez desde diciembre de 2019. Marcos Arias, analista económico de Monex, indicó que los servicios, incluyendo loncherías, fondas, taquerías, restaurantes, y servicios turísticos, reportaron un aumento anual de 6.46%, constituyendo un riesgo significativo para la estabilidad futura de la inflación.

Los productos agropecuarios como cebolla, jitomate, calabacita, nopales y tomate verde, así como algunos energéticos como el gas LP, experimentaron presiones significativas. La cebolla lideró las variaciones con un aumento anual de 82.2%.

La inflación subyacente, que excluye energía y alimentos frescos, mostró una desaceleración, cerrando 2023 en 5.09%. La inflación no subyacente, incluyendo productos agropecuarios y energéticos, cerró el año con un aumento de 3.39%.

A pesar de estas cifras, Jessica Roldán, economista en jefe de Finamex, espera que el Banco de México mantenga su intención de aplicar un recorte de 0.25 puntos porcentuales en su decisión de marzo, asumiendo que los incrementos recientes ya estaban previstos en las proyecciones del banco central y que los genéricos con mayor aumento son históricamente volátiles. Sin embargo, estas cifras presentan una base más complicada para el inicio de 2024, en un contexto donde se anticipa un año ruidoso en términos de inflación.

By admin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *