CDMX a 1 de febrero, 2024.-  En un contexto de tensiones laborales y expectativas económicas, la huelga de más de 4,000 trabajadores de Audi México ha capturado la atención nacional e internacional. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha expresado su optimismo sobre una pronta resolución, mientras que las negociaciones continúan entre el Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi (SitAudi) y la empresa automotriz.

 

La huelga, que comenzó el 24 de enero, ha puesto de relieve la lucha por incrementos salariales significativos en el sector automotriz, en un momento en que México ha experimentado un aumento del 20% en el salario mínimo. César Orta, líder de SitAudi, ha señalado que, a pesar de más de dos meses de negociaciones, las posturas entre el sindicato y la empresa aún están distantes.

 

La planta de Audi en San José Chiapa, Puebla, es una de las más productivas del país, y su paralización ha tenido un impacto económico considerable, con una pérdida estimada de producción de 175,121 unidades del modelo Audi Q5.

 

La demanda del sindicato de un aumento del 15.5% en salarios y prestaciones contrasta con la oferta de Audi de un 6.5%.

 

Este conflicto laboral no solo es relevante por su magnitud, sino también por su potencial para sentar precedentes en futuras negociaciones salariales en la industria automotriz mexicana y por su impacto en la economía local y las relaciones laborales a nivel nacional.

By admin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *