Ciudad de México, 13 de diciembre de 2023 – La Cámara de Diputados de México ha aprobado una importante reforma que transformará el financiamiento del sistema de salud en el país. La reforma, aprobada ayer, establece el modelo de financiamiento del IMSS-Bienestar, que implica la transferencia de recursos destinados a la salud de las entidades federativas a un fideicomiso federal.

Según los legisladores, esta medida permitirá centralizar los recursos, el personal médico, el equipamiento y la infraestructura necesarios para proporcionar atención de salud a las personas sin seguridad social. La reforma modifica la Ley de Coordinación Fiscal y la Ley General de Salud, marcando un paso hacia la atención médica universal y gratuita, como destacan los miembros del partido Morena.

La propuesta se aprobó con 207 votos a favor de Morena y sus aliados, mientras que 167 legisladores de la oposición votaron en contra. Tras la aprobación, el proyecto se ha enviado al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación y su posterior entrada en vigor.

El nuevo modelo sanitario exige que los estados firmen un convenio de federalización con la Federación para seguir recibiendo fondos. Estos fondos, sin embargo, deberán transferirse al Fondo de Salud para el Bienestar, administrado por el IMSS-Bienestar. El fondo tiene presupuestados 135 mil millones de pesos para 2024, de los cuales 110 mil millones serían transferidos a la Federación.

Roberto Hernández Tapia, secretario de la Comisión de Salud de Morena, explicó que el modelo ayudará a completar la federalización del sector salud en México, facilitando la colaboración y coordinación de recursos necesarios para la atención médica.

Por otro lado, Jericó Abramo, del PRI, expresó preocupación sobre la transparencia y efectividad del gasto en salud, citando el caso del extinto Instituto de Salud para el Bienestar, que devolvió 100 mil millones de pesos el año pasado sin una clara inversión en salud.

Martha Estela Romo, del PAN, señaló que los estados que firmen el convenio renunciarán a su autonomía financiera en salud, mientras que aquellos que no lo hagan deberán sostener sus sistemas de salud con recursos propios y recaudación especial.

Daniel Gutiérrez, también de Morena, destacó que la reforma prevé la homologación de criterios para la atención médica y garantiza los derechos laborales del personal médico.

Este cambio estructural en el sistema de salud mexicano busca mejorar la eficiencia y la cobertura del servicio, pero también plantea debates sobre la autonomía estatal y la transparencia en el manejo de los recursos destinados a la salud pública.

By admin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *