Conoce por qué es ilegal tener una pata de elefante en casa y las consecuencias de su comercialización

La palma pata de elefante, también conocida como palma barrigona o nolina despeinada, es una maravilla de la naturaleza endémica de México. Perteneciente a la familia Nolinaceae y al género Beaucarnea, de las 11 especies que se conocen, 10 se encuentran en México y 8 de ellas son consideradas endémicas.

Características de la pata de elefante

Una de las principales características de esta planta es su base globosa ancha, que la hace muy llamativa. Sus troncos delgados culminan en hojas finas y alargadas, y la cantidad de troncos y ramas depende de la edad del ejemplar. Esta planta se encuentra en selvas bajas y regiones semiáridas del norte, sur y sureste de México, en estados como San Luis Potosí, Querétaro, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nayarit y Veracruz.

¿Por qué es ilegal tener una pata de elefante?

Debido a su rareza y belleza, la palma barrigona se ha convertido en una de las favoritas para decorar espacios, lo que ha llevado a su comercialización descontrolada tanto en México como en Europa. La extracción de ejemplares jóvenes y adultos de su hábitat ha causado una disminución considerable de su población y ha dificultado su reproducción.

La pata de elefante está considerada como especie amenazada según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-Semarnat-2010. Su adquisición y distribución son ilegales, y quienes posean un ejemplar pueden recibir multas de entre 300 y 3 mil días de salario mínimo.

La importancia de la conservación

Estas plantas se germinan en viveros de Morelos y Colima, pero cuando son plantadas en macetas, no superan los dos metros de altura. La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) sugiere que la pata de elefante se encuentra en peligro de extinción. La extracción y comercialización ilegal de estos ejemplares y semillas han mermado sus poblaciones, afectando su tasa de sexos y diversidad genética.

Protección y denuncia

México ha recibido respaldo internacional para la conservación de estas plantas únicas que están amenazadas por la pérdida y transformación de su hábitat. Si conoces a alguien que comercialice estas plantas ilegalmente, puedes denunciarlo a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) llamando al 01 800-PROFEPA o visitando su sitio web. La PROFEPA realizará una inspección para asegurarse de que no se extraigan ilegalmente.

La pata de elefante es una especie de importancia ornamental y su conservación es crucial para mantener la biodiversidad de México. Protejamos nuestras maravillas naturales y evit

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *