Curar de espanto: La medicina tradicional mexicana para fortalecer el espíritu

En México, junto con el mal de ojo y el empacho, el «espanto» es considerado una enfermedad culturalmente arraigada. Aunque no es reconocida por la medicina occidental, el «curar de espanto» es un remedio heredado de nuestros antepasados prehispánicos. En este reportaje, exploraremos la historia y las prácticas detrás de esta tradición medicinal única que busca fortalecer el espíritu después de una impresión fuerte.

Curar de espanto: Una tradición ancestral

 

El «espanto» es una enfermedad culturalmente arraigada en México que, junto con el mal de ojo y el empacho, forma parte de las creencias populares de la medicina tradicional. Aunque no es reconocida por la medicina occidental, el «curar de espanto» es un remedio heredado de nuestros antepasados prehispánicos que busca fortalecer el espíritu después de una impresión fuerte.

 

El espanto y su trasfondo cultural

 

El espanto es una enfermedad que prevalece en ciertas regiones de México y América Latina, y su trasfondo cultural es fundamental para comprender su tratamiento. Se encuentra comúnmente en áreas habitadas por zapotecos, nahuas y otomíes, y aunque puede afectar tanto a zonas rurales como a grandes urbes, es más frecuente en territorios con estas poblaciones indígenas.

 

La pérdida del tonalli y sus síntomas

 

Según la cosmología náhuatl, el alma estaba compuesta por tres entidades anímicas, una de las cuales era el «tonalli», asociado con el calor solar y la vitalidad. La pérdida repentina de tonalli, causada por una experiencia de miedo, debilitaba al individuo y se creía que provocaba el espanto. Los síntomas incluían insomnio, tristeza, angustia, pérdida de apetito, dolor de cabeza y problemas estomacales, entre otros.

 

Métodos para curar de espanto

 

La medicina tradicional mexicana aborda esta afectación mediante rituales y la herbolaria. Los curanderos y chamanes desempeñan un papel crucial al realizar «limpias» o «barridos» con hierbas para restaurar el tonalli perdido. Además, en farmacias y boticas populares, se venden productos como los «espíritus de tomar» y los «espíritus de untar» diseñados para curar el espanto.

 

El espanto y el trastorno de estrés Ppstraumático (TEPT)

 

Aunque existen similitudes entre el espanto y el TEPT, el enfoque y los métodos de tratamiento son muy diferentes. El TEPT es considerado un trastorno de salud mental relacionado con situaciones traumáticas, mientras que el espanto se aborda desde una perspectiva cultural y espiritual.

 

 

El «curar de espanto» es una parte importante de la medicina tradicional mexicana, arraigada en la cultura y la historia del país. Aunque no es reconocido por la medicina académica, sigue siendo una práctica valiosa para aquellos que buscan fortalecer su espíritu después de una experiencia impactante.

By admin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *