La realización de ejercicio físico va más allá del control del peso; es crucial para la salud física y mental. Según el Instituto Mayo Clinic, el ejercicio regular beneficia a todas las personas, sin importar su edad, sexo o capacidad física. Hoy te presentamos un ejercicio que ha ganado popularidad entre las personas mayores de 60 años: la marcha nórdica.

Beneficios de la marcha nórdica

La marcha nórdica es una actividad física que combina caminar a un buen ritmo con el uso de bastones largos, ofreciendo múltiples beneficios para la salud. Originaria de Finlandia en los años 30 y popularizada en los 90, esta práctica es excelente para el cuidado del corazón y los pulmones.

1. Mejora la salud cardiovascular y pulmonar: Estudios de la Revista Canadiense de Cardiología respaldan que la marcha nórdica mejora la salud del corazón y los pulmones, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

2. Beneficia la postura y las articulaciones: Los bastones utilizados en esta caminata ayudan a mejorar la postura y a reducir la carga en las articulaciones, lo que es especialmente útil para personas con problemas en la columna vertebral, las rodillas, las caderas y los tobillos.

3. Reducción del estrés y la ansiedad: La marcha nórdica es ideal para combatir el estrés y la ansiedad, ya que promueve la liberación de endorfinas, las hormonas de la felicidad.

4. Aumento de la masa muscular y quema de calorías: Este ejercicio no solo ayuda a ganar y fortalecer la masa muscular, sino que también es eficaz para quemar calorías, lo que contribuye al control del peso corporal.

Ideal para todas las edades

La marcha nórdica es una actividad física versátil que se puede practicar a cualquier edad, ya sea en grupo o solo. Es una manera divertida y social de mantenerse activo, disfrutando al mismo tiempo de los beneficios para la salud que ofrece. El kinesiólogo y fisioterapeuta Javier Furman destaca su utilidad para personas con dificultades en la columna o las articulaciones, mientras que expertos de la Universidad de Harvard subrayan sus efectos positivos en la postura corporal.

Conclusión

Incorporar la marcha nórdica a tu rutina puede ser una excelente decisión para mejorar tu calidad de vida. Ya sea que busques mejorar tu salud cardiovascular, reducir el estrés o simplemente disfrutar de una actividad al aire libre, este ejercicio te ofrece una combinación única de beneficios físicos y mentales.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *