El camino hacia bodas inclusivas: desafíos y avances para parejas LGTBI en México

En México, las parejas LGTBI continúan enfrentando discriminación al buscar lugares o proveedores para sus bodas debido a la falta de una cultura de respeto y tolerancia, aunque la Suprema Corte avaló hace casi una década estas uniones en el país.

En el marco del Día del Orgullo LGTBI, Cástulo Rodríguez y Óscar de la Rocha compartieron su experiencia con EFE sobre su boda en 2022. De la Rocha pensó en una ceremonia en las playas de Puerto Vallarta, pero se decepcionó cuando un hotel les negó el servicio por ser homosexuales.

“Llamé a un hotel y también cuando se enteraron de que era una boda de la comunidad LGTBI, me dieron el no y no me quisieron ni dar la entrada al hotel, y después ya no quisimos hacerla en Vallarta”, relató De la Rocha. La pareja optó por un organizador de la comunidad para garantizar un evento respetuoso, desde la jueza hasta el personal de servicio.

Según la Encuesta Nacional sobre Diversidad Sexual y de Género de 2021, realizada por el Inegi, en México unas cinco millones de personas se identifican como parte de la comunidad LGTBI. En 2022, de los más de medio millón de matrimonios registrados en todo el país, 5,829 fueron entre personas del mismo sexo.

Desafíos persistentes

Muchas parejas LGTBI enfrentan la negativa de servicios por parte de empresas y proveedores que aún perpetúan estereotipos de género o practican una violencia sutil. Juan Carlos Betancourt y Rigo Longoria, quienes se casaron en 2013 en Ciudad de México, recordaron cómo varios hoteles y espacios de eventos los rechazaron, o les ofrecían eventos privados para evitar la visibilidad de sus bodas.

Betancourt y Longoria reconocen que ha habido avances, pero la discriminación persiste en muchos proveedores. Narraron la historia de unos amigos cuya banda cortó la música y se retiró al descubrir que estaban actuando en una boda homosexual.

Iniciativas inclusivas

A raíz de sus experiencias, Betancourt y Longoria crearon ‘Queer Weddings Mx’, una plataforma para que la comunidad LGTBI encuentre servicios empáticos y respetuosos. Además, han capacitado a hoteles y empresas del sector de bodas para que ofrezcan un trato igualitario.

Gianluca Durán, videógrafo trans especializado en bodas LGTBI, relató cómo ha trabajado para romper sus propias barreras y fomentar un entorno seguro y respetuoso para las parejas.

“Perdamos ese miedo porque somos personas. Eso es lo principal que tienen las empresas, el miedo, y es más bien romper esa barrera que nos ponemos imaginariamente”, aseguró Durán.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *