Incertidumbre económica global impacta al peso mexicano y mercados accionarios

Ciudad de México, 17 de enero de 2024 – En un giro de eventos, el optimismo que dominó los últimos meses de 2023 entre los inversionistas está perdiendo fuerza. Este cambio de actitud se debe a una combinación de factores, incluyendo las preocupaciones sobre la inflación derivadas de la crisis del Mar Rojo y la posible participación de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos en noviembre. Este entorno de incertidumbre está afectando directamente a las monedas y a los mercados bursátiles globales.

El peso mexicano, en particular, ha mostrado una marcada debilidad frente al dólar estadounidense. En la apertura de hoy, la moneda mexicana se ha depreciado un 0.57%, cotizando en torno a las 17.3006 unidades por dólar. Por otro lado, el dólar mantiene un comportamiento positivo frente a sus principales cruces, apreciándose un 0.10% y operando a 103.205 unidades.

Los operadores de divisas están reaccionando a los comentarios recientes de la Reserva Federal de Estados Unidos, que sugieren una minimización de las expectativas de una rebaja en las tasas de interés en marzo. Este panorama contrasta con las expectativas previas de los mercados, que anticipaban una disminución más temprana de las tasas.

Las dos economías más grandes del mundo, Estados Unidos y China, ofrecen perspectivas poco alentadoras. Mientras que una reducción de las tasas de interés en Estados Unidos parece más lejana de lo esperado, la economía china no muestra señales claras de revitalización. En 2023, el crecimiento económico de China fue del 5.2%, pero el último trimestre solo vio un aumento del 1%, lo que indica una recuperación aún tímida.

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), ha señalado que es probable que se alcance un consenso para reducir las tasas de interés en verano, más tarde de lo que el mercado había anticipado inicialmente.

Esta serie de eventos ha tenido un impacto directo en los precios de las materias primas y el petróleo. El dólar, la divisa dominante en el mercado de commodities, se ha revalorizado, mientras que el precio del barril de Brent y el West Texas han experimentado caídas significativas, situándose en 76.66 y 70.83 dólares respectivamente.

Los mercados accionarios también están reflejando esta decepción. El Nasdaq y el S&P 500 han abierto con caídas de 0.87% y 0.60%, mostrando el impacto de esta atmósfera de incertidumbre y cautela entre los inversionistas. En resumen, el panorama económico global se muestra incierto, y las repercusiones se sienten tanto en los mercados de divisas como en las bolsas de valores.

By admin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *