En la temporada navideña, Santa Claus es un invitado de honor en los hogares mexicanos, pero su llegada y aceptación en la cultura de este país no siempre fue un camino llano. En este reportaje, exploraremos cómo Santa Claus, un personaje que llegó desde el Polo Norte, se arraigó en la cultura mexicana y se convirtió en una parte integral de las festividades navideñas.

 

Santa Claus en México: Un origen controvertido

 

La presencia de Santa Claus en México se remonta a la década de 1920, cuando hizo su primera aparición en algunas jugueterías de la antigua Ciudad de México. Sin embargo, su verdadera popularidad comenzó a despegar en la década de 1950, cuando fue promovido por una famosa compañía refresquera. En ese momento, la asimilación de Santa Claus en la cultura mexicana se relacionó con la idea del «American Way of Life» y una apertura hacia la modernización en México.

 

El extranjero indeseable: Resistencia a Santa Claus

 

No obstante, la llegada de Santa Claus no fue del todo bien recibida. En la década de 1950, muchos lo veían como un extranjero indeseable que simbolizaba los valores de una sociedad de consumo. Periodistas, empresarios, publicistas, escritores e incluso miembros de la Iglesia Católica expresaron su disgusto por este nuevo personaje, argumentando que Santa Claus desplazaría a los Tres Reyes Magos, figuras tradicionales de la cultura mexicana.

 

La adopción de Santa Claus por las clases medias y altas

 

A pesar de la resistencia inicial, fueron las clases medias y altas de México quienes abrazaron a Santa Claus. Con un mayor poder adquisitivo, tenían acceso a productos extranjeros y adoptaron con entusiasmo la figura de Santa Claus. Su llegada también impulsó el consumo infantil en México, generando un auge en la compra de regalos y productos relacionados con la Navidad.

 

Medios de comunicación y la ascensión de Santa Claus

 

Los medios de comunicación, incluyendo la radio, la televisión, la prensa y la industria cinematográfica, desempeñaron un papel fundamental en la consolidación de Santa Claus en la cultura mexicana. Las agencias publicitarias aprovecharon la imagen de este personaje para promover productos y la temporada de compras navideñas, consolidando su estatus en la sociedad mexicana.

 

Santa Claus vs. Los Reyes Magos: Convivencia en las fiestas navideñas

 

Con el tiempo, tanto Santa Claus como Los Reyes Magos aprendieron a coexistir en las festividades navideñas mexicanas. Esto se debió en parte a la receptividad de los mexicanos hacia la influencia estadounidense y al impulso económico que brindaba la temporada de compras navideñas a los comercios locales.

 

La historia de Santa Claus en México es un recordatorio de cómo una figura extranjera, en un principio controvertida, se ha convertido en una parte arraigada de la cultura y las festividades navideñas de este país.

By admin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *