La ciudad de San Miguel de Allende, reconocida por su rica cultura y patrimonio, se vistió de gala para recibir la tercera edición del Millesime GNP Weekend. Este evento, convertido ya en un referente del buen comer y el buen beber, tuvo lugar del 23 al 26 de mayo en varios puntos icónicos de la ciudad, como el Hotel Rosewood, Hotel Casa 1810 Collection y Numu Boutique Hotel, ofreciendo una experiencia culinaria sin par.

Orquestado por Manuel Quintanero, Director de Millesime, el evento no solo fue una muestra gastronómica, sino también una plataforma para promover la Ruta del Vino «Valle de la Independencia». La Secretaría de Turismo de Guanajuato, dirigida por Juan José Álvarez Brunel, destacó el evento como un pilar en la promoción turística y cultural del estado.

Los asistentes al evento tuvieron la oportunidad de degustar creaciones de algunos de los chefs más renombrados tanto a nivel nacional como internacional. Figuras como Juan Emilio Villaseñor y Vicente Torres, junto a talentos emergentes de la cocina tradicional de Guanajuato, ofrecieron platillos que iban desde el chamorro al mezcal hasta delicadas preparaciones de ternera en escabeche, demostrando la riqueza y la diversidad de la cocina mexicana.

Pero Millesime no fue solo un festín para el paladar. La mixología tuvo un papel destacado, con figuras como Fabiola Padilla y Jonathan Frausto, quienes encantaron a los asistentes con cócteles innovadores que incorporaban ingredientes locales como plantas y semillas endémicas, elevando el arte de la coctelería a nuevas alturas.

El vino, ese elixir que captura el espíritu de la tierra de Guanajuato, también fue protagonista. Los visitantes pudieron disfrutar de catas y aprender más sobre las uvas y técnicas de vinificación de bodegas locales como Tres Raíces y Cuna de Tierra, reafirmando el lugar de Guanajuato en el mapa vitivinícola del país.

La Ruta del Vino «Valle de la Independencia» se enriquecerá pronto con la incorporación de municipios como León y Salvatierra, prometiendo expandir aún más la oferta enológica de la región. Además, los operadores turísticos locales presentaron paquetes que combinan la exploración de estos viñedos con aventuras únicas en la región.

Millesime GNP no solo demostró ser un punto de encuentro para gourmets y aficionados al vino, sino también una ventana al potencial turístico y gastronómico de Guanajuato. Con cada plato servido y cada copa levantada, se celebró la riqueza cultural y natural de esta tierra.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *