Nesa Pong, la consola de videojuegos mexicana que pudo ser tan grande como Nintendo o Atari

La historia de los videojuegos nos transporta a tierras lejanas como Japón y Estados Unidos, pero pocos saben que México también dejó su huella en el mundo de los videojuegos con su propia creación: Nesa Pong.

 

La mente maestra detrás de esta consola mexicana fue el ingeniero Morris Behar, un hombre cuyo nombre ha quedado en el olvido a pesar de su contribución significativa al mundo de los videojuegos. Behar no solo diseñó la consola Nesa Pong, sino que también la programó, la construyó y la reprodujo para distribuirla en todo el país, brindando a miles de niños, adolescentes y adultos de clase media su primer encuentro con los videojuegos en 1973.

 

La respuesta mexicana a la revolución de los videojuegos

 

¿Por qué Morris Behar se aventuró a crear Nesa Pong? La respuesta se encuentra en el auge de los videojuegos en Estados Unidos, donde en 1972 se lanzó la Magnavox Odyssey, considerada la primera consola de videojuegos de la historia. Poco después, Atari introdujo su popular arcade «Pong». Sin embargo, en México, la mayoría de los niños y adolescentes quedaban excluidos de la emoción de jugar estos juegos, ya que prácticamente solo podían acceder a ellos si sus padres los traían en su equipaje después de un viaje de negocios a los Estados Unidos.

 

Es en este contexto que Morris Behar decidió crear Nesa Pong en territorio mexicano. Su éxito fue inmediato, al punto de que en las regiones del sur de Estados Unidos, el arcade «Pong» de Atari comenzó a conocerse como «Nesa Pong», según el sitio especializado ithistory.org. La consola mexicana ofrecía prácticamente las mismas características que sus contrapartes estadounidenses, pero con mejoras tecnológicas que la hacían más atractiva, como colores y sonidos, además de variedades de juegos como Pong, Squash y Futbolín.

 

El misterio detrás del nombre «Nesa Pong»

 

Es importante aclarar que el nombre «Nesa Pong» no tiene relación con Ciudad Neza, como algunos rumores afirman. En realidad, el nombre es una contracción de la compañía del ingeniero mexicano: Novedades Electrónicas, S.A.

 

El trágico destino de Nesa Pong

 

A pesar de su éxito inicial y el potencial para competir con gigantes como Atari y Nintendo, Nesa Pong enfrentó un destino desafortunado. Morris Behar, el visionario detrás de esta creación, tuvo un socio comercial que le jugaría una mala pasada. El socio se quedó con el dinero, no reinvertiría recursos para producir más consolas ni avanzar en la tecnología, y esto marcó el comienzo del fin de Nesa Pong.

 

La pregunta que queda en el aire es: ¿Podría Novedades Electrónicas, S.A. haber alcanzado el mismo éxito que Atari o Nintendo con una mejor administración y más apoyo? La respuesta parece inclinarse hacia el sí, pero la historia nos recuerda que, a pesar de su efímera existencia, Nesa Pong dejó una huella indeleble en la historia de los videojuegos mexicanos y en el corazón de aquellos que tuvieron el privilegio de disfrutarla en su momento.

By admin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *