Operarán a menores siamesas en el Hospital Universitario de NL

Monterrey, NL., 7 de febrero del 2024.- En una emotiva muestra de coraje y perseverancia, las siamesas Elsa Guadalupe y María Guadalupe Sánchez Flores, conocidas cariñosamente como «Las Lupitas», se enfrentan a una nueva etapa de su vida. A sus 14 años, estas jóvenes regiomontanas están a punto de someterse a una cirugía crucial en el Hospital Universitario de Monterrey.

Las Lupitas, quienes comparten parte de su anatomía, han capturado la atención y el corazón de toda una comunidad. La operación, programada para mañana, busca mejorar su calidad de vida al eliminar una tercera extremidad que les causa incomodidad.

El camino hasta este punto no ha sido fácil para la familia Sánchez Flores. Con recursos limitados, han enfrentado desafíos económicos y emocionales. El llamado desesperado del padre, Apolinar Sánchez, por donaciones de sangre y apoyo financiero ha resonado en la ciudad.

«Las Lupitas son unas verdaderas guerreras», afirma Sánchez con orgullo. Nacidas con una conexión física única, su vida ha sido un testimonio de superación desde el primer día. Aunque nadie esperaba que sobrevivieran más de tres meses, estas valientes jóvenes han desafiado todas las expectativas.

La solidaridad de la comunidad ha sido conmovedora. La familia Sánchez Flores ha recibido muestras de apoyo tanto en forma de donaciones de sangre como contribuciones monetarias. Cada gesto de generosidad brinda esperanza en un momento de incertidumbre.

Con la cirugía a la vuelta de la esquina, la familia pide fervientes oraciones por el éxito del procedimiento. «Estamos un poco nerviosos, no sabemos qué pueda pasar», confiesa Apolinar Sánchez. Sin embargo, mantienen una fe inquebrantable en un resultado positivo.

Las Lupitas son más que un símbolo de valentía; son un recordatorio poderoso del poder del amor y la unidad familiar. Su historia inspiradora ha tocado los corazones de todos aquellos que la conocen. A medida que se preparan para enfrentar este nuevo desafío, lo hacen con determinación y esperanza.

La cuenta para donativos está abierta en Banorte, a nombre de Carla Patricia Sánchez Flores, hermana de las siamesas. Cada contribución, grande o pequeña, marca la diferencia en el viaje de Las Lupitas hacia un futuro más brillante.

En medio de la incertidumbre, una cosa es clara: el espíritu indomable de Las Lupitas continuará iluminando el camino de quienes las rodean. La comunidad de Monterrey se une en solidaridad, ofreciendo su apoyo incondicional a esta familia ejemplar.

A medida que las siamesas regias se preparan para enfrentar la cirugía que cambiará sus vidas, una cosa es segura: su valentía y esperanza son un faro de luz en tiempos de oscuridad.

By admin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *