¿Por qué los gatos amasan? Descubre el misterio detrás de este comportamiento felino

Los dueños de gatos aman cuando sus felinos “amasan”. Este gesto, llamado así por su similitud con el amasado de pan, es un comportamiento común en los gatos que masajean con las patas delanteras el vientre de una persona o una superficie, en un ritmo relajante. Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué los gatos tienen este comportamiento? Aquí te lo explicamos.

El trasfondo evolutivo

Los gatos comienzan a amasar desde que son recién nacidos, en la etapa de amamantamiento. Este comportamiento está asociado con la succión y ayuda a estimular el suministro de leche de la madre mediante la liberación de oxitocina. Amasar también tiene una función comunicativa, pues los gatos tienen glándulas odoríferas en las almohadillas de sus patas que liberan feromonas al amasar, enviando mensajes químicos sobre vínculo, identificación y estado de salud.

¿Por qué siguen amasando de adultos?

Aunque amasar ayuda a los gatitos a obtener leche, los gatos adultos también lo hacen debido a un fenómeno llamado neotenia, que es la conservación de rasgos juveniles en la adultez. Amasar puede ser una forma en que los gatos comunican que están vinculados contigo o que te consideran parte de su grupo social. Además, este comportamiento puede ser reforzado cuando los humanos premian a los gatos por hacerlo.

¿Qué dice sobre su salud?

Amasar generalmente indica que tu gato se siente cómodo y relajado. Sin embargo, si este comportamiento se vuelve compulsivo o causa daño a las patas o la boca del gato, puede ser una señal de estrés o dolor, y es recomendable consultar a un veterinario.

¿Pueden causarte daño?

A veces, las garras del gato pueden hacer presión y causar dolor. Para evitar esto, usa una manta gruesa para protegerte y evita regañarlos. En su lugar, prémialos con caricias o recompensas cuando amasen de manera agradable. Puedes incluso entrenar a tu gato para que use sus garras suavemente, utilizando una señal verbal como «suave» y recompensándolos cuando sigan la instrucción.

Si tu gato no amasa, no te preocupes, cada gato es único y tiene sus propias maneras de demostrar comodidad y afecto.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *